0

ACUERDO DE ACCIONISTAS EN LAS SOCIEDADES POR ACCIONES SIMPLIFICADAS

 

Por: Ignacio del Hierro P.

Los acuerdos de accionistas, conocidos también como contratos parasociales, son convenios privados que pretenden regular la relación interna de los accionistas bajo parámetros que no se encuentran contemplados en el estatuto. Estos acuerdos pueden tratar sobre cualquier asunto lícito concerniente a la relación entre accionistas; como por ejemplo, condiciones para la negociación de acciones, preferencias para aumento de capital, ejercicio de derecho al voto, entre otros.  Estos convenios han adquirido gran importancia en el ámbito societario, ya que son una forma de incentivar la inversión en sociedades y dar seguridad a sus inversionistas. 

Los pactos parasociales en el Ecuador se han visto restringidos por diferentes disposiciones de nuestra normativa que no han permitido una evolución de esta figura que tiene como  fundamento el principio de la autonomía de la voluntad. Entre estas limitaciones se encuentran los acuerdos respecto al derecho al voto y la libre negociación de las acciones, que se explican a continuación:

  • El artículo 191 de la Ley de Compañías prohíbe cualquier limitación a la libre negociación de las acciones; por lo tanto, el estatuto de una compañía anónima no puede contemplar disposiciones que restrinjan este derecho de los accionistas. Sin embargo, en el año 2017, se incorporó un párrafo en el mencionado artículo 191 que permite a los accionistas convenir, mediante pactos parasociales, condiciones para la negociación de sus acciones. Tales acuerdos no son oponibles contra terceros y solo tienen efecto entre las partes. Esto quiere decir que, en caso de una venta de acciones a un tercero, el incumplimiento del acuerdo no podrá afectar la venta ni se podrá rehacer la transferencia de dominio de las acciones, pero el accionista afectado podrá demandar las indemnizaciones o multas contractuales que correspondan. 
  • El artículo 210 de la Ley de Compañías prohíbe cualquier convenio que restrinja la libertad de voto de los accionistas. Por lo tanto, los acuerdos entre accionistas para votar o no votar de cierta forma en determinadas resoluciones son considerados nulos conforme a lo prescrito en la Ley de Compañías. Sobre este tipo de acuerdos, la Superintendencia de Compañías, Valores y Seguros se ha pronunciado en su Doctrina 145 manifestando que: “En efecto, la sindicalización de acciones se encuentra prohibida en el Ecuador porque el inciso segundo del artículo 223 (actual 210) de la Ley de Compañías establece que es nulo el convenio que restrinja la libertad de voto de los accionistas que tengan derecho a votar.”

Si bien las restricciones antes mencionadas aplican para las compañías anónimas y de responsabilidad limitada, en febrero de 2020 se incorporó en nuestro ordenamiento jurídico a las sociedades por acciones simplificadas (en adelante, SAS).  En este nuevo tipo de compañía los acuerdos de accionistas son válidos y deben ser acatados por la compañía. La oponibilidad de los acuerdos a la SAS es un avance importante en nuestra normativa, ya que la sociedad se convierte en una especie de garante del cumplimiento de dichos convenios. Por ejemplo, si se realiza una venta de acciones incumpliendo un pacto parasocial, la compañía no debe registrar dicha transferencia en sus libros sociales.

Otra ventaja importante de la SAS es que los accionistas pueden pactar sobre cualquier asunto lícito, lo cual, en virtud del principio de autonomía de la voluntad de los socios, les permite convenir sobre diversos asuntos  objeto de su relación. A continuación se explican algunos de los acuerdos que podrán suscribir los accionistas de las SAS:    

Tag along:  En caso de venta de acciones por parte de un accionista mayoritario, los accionistas minoritarios podrán unirse a la transacción bajo las mismas condiciones que el accionista mayoritario.

Drag along: Es el compromiso de los accionistas minoritarios a vender su participación accionaria en caso de que un socio mayoritario negocie la venta de la totalidad de la compañía.

Derecho de preferencia: En caso de venta de acciones, se puede otorgar el derecho preferente de compra a uno o varios accionistas. 

Sindicato de voto: Un grupo de accionistas puede convenir votar en un mismo sentido en las juntas generales. De igual manera, el grupo puede designar  un representante que ejercerá el derecho a voto por todos ellos. 

Sindicato de bloqueo: Todos los accionistas o un grupo de ellos podrán convenir no ceder sus acciones por un determinado periodo de tiempo  o establecer limitaciones para la cesión.

Pactos de organización: Estos convenios pretenden regular la organización y funcionamiento de la sociedad. Por ejemplo, en este tipo de acuerdos se puede convenir la composición de los órganos de administración. 

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *