0

Importancia del registro de una marca de productos o servicios  

Desde una perspectiva de publicidad y mercadeo, la mayoría de empresas están conscientes de la importancia de contar con una marca para diferenciar sus productos y/o servicios, de los productos o servicios de la competencia; sin embargo, a pesar de que la marca es un bien intangible, que puede llegar a tener un valor económico muy elevado y que es uno de los factores fundamentales para el éxito de un producto en el mercado, en muchos casos sus productores o distribuidores no están familiarizadas con los beneficios que tiene su registro y protección, ante la entidad nacional competente.

 

Registrar una marca es protegerla, ya que solo el registro otorga a su titular el derecho de usarla con exclusividad, confiriéndole acciones legales para impedir que terceros no autorizados comercialicen productos iguales o similares con la misma o tan parecida denominación, que llegue a generar confusión en el público objetivo.

 

Cabe recalcar que, si una empresa no registra su marca, otras empresas, entre ellas su competencia podría utilizarla o peor aún, adelantarse en su registro sabiendo o desconociendo la existencia de la marca original. Lo que implicaría que, en la práctica, la competencia pondría a disposición del público sus productos con signos iguales o parecidos a la marca original, aprovechándose arbitrariamente de su prestigio, reputación y relaciones generadas con clientes y socios comerciales. Desafortunada situación, que no solamente disminuirá las ganancias de la empresa y confundirá a los clientes, sino que dañaría su reputación e imagen, sobre todo si los productos y las prácticas comerciales del rival son de baja calidad.

 

Cuando una marca se encuentra registrada, la legislación andina, ecuatoriana e internacional prevé una serie medidas efectivas para impedir hechos como los antes descritos, permitiendo a las marcas y a los esfuerzos comerciales que hay detrás de ellas crecer económicamente y posicionarse legítimamente en el mercado.

 

Otra de las ventajas de tener una marca registrada es la facilidad y certeza jurídica con la cual se puede otorgar una licencia sobre ella, para que otras empresas puedan explotarla económicamente, lo que representa una fuente adicional de ingresos para la propietaria de una marca.

 

Por lo indicado, si bien no es obligatorio registrar una marca es absolutamente recomendable, por los derechos exclusivos y excluyentes que este hecho otorga a su titular.

 

Este artículo es meramente informativo. Si desea recibir asesoría legal sobre registro de sus marcas y la protección de derechos de propiedad intelectual, por favor, no dude en contactarnos a través de lawfirm@expertise.com.ec

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *